Hoy os traemos este fantástico trabajo de los fotógrafos Markus Burke y Roderick Aichiger.
Convirtieron una sesión de fotos en auténticos escenarios de videojuegos.

0 Respuestas