En la actualidad, todas las empresas están ávidas de llenar sus bases de datos con toda la información que sean capaces de obtener de sus clientes, a través de sus registros, promociones y acciones comerciales. Poco a poco y tras los casos de venta y cesión de datos por parte de grandes empresas como Google, Facebook, Whatsapp, Apple etc. a otras empresas o a agencias de espionaje del todo el mundo (que probablemente estén leyendo este articulo por encima debido a las palabras que contiene), el publico en general va tomando conciencia poco a poco de que su privacidad es muy pero que muy importante.

En relación a este abuso de poder destapado por casos como el caso Snowden, los potenciales clientes cada vez mas, van en busca de un servicio excelente, pero ahora bien, sin tener que sacrificar su privacidad con un montón de empresas y conglomerados que han mostrado una falta de deontología profesional brutal. Es por esto que la tendencia, mas que esperada por los expertos de todo el mundo, es que las empresas que quieran triunfar en los próximos años tendrán que seguir cuidando sus servicios y productos como hasta ahora pero por otra parte tendrán que respetar al máximo la privacidad de sus clientes.

En este futuro mercado las empresas NO DATA sacaran un provecho claro con esta cambiante tendencia, en el que el publico que se ha cansado de que las empresas sepan al completo su estilo de vida con la escusa de proporcionar una experiencia de servicios mas completa. La inteligencia a los clientes a la hora de obtener productos y servicios se ha multiplicado exponencialmente en los últimos años y poco a poco se va a imponer que las empresas solo accedan a los datos estrictamente necesarios para el desarrollo del servicio o producto.

Según nuestra opinión, esta es una evolución clara del mercado. La gente esta cansada de que después de dar sus datos para contratar un servicio su teléfono no pare de sonar a todas horas con ofertas comerciales de varias compañías diferentes y el cambio se va a producir paulatinamente según las empresas vayan introduciendo nuevas medidas de control de la información entrante.

Una buena oportunidad para empresas que empiecen con nuevas políticas deontológicas, y un must do para aquellas que quieran seguir acaparando una gran cuota de mercado. ¿Vosotros que opináis?


0 Respuestas