Empezamos la semana con un packaging no apto para miedosos.

Con este envío de marketing directo, se pretendía crear una experiencia única para el cliente potencial.


¿Os atrevéis a probarlo?

0 Respuestas